Programa Salto

Feature

Donde nació la historia

El Caif Nuevo Don Atilio, primer Caif del Uruguay, festejó su 30. º aniversario

El barrio era una fiesta. El escenario cortaba la calle, los banderines de colores adornaban la cuadra, la música iba dando la bienvenida a los vecinos y vecinas que pasaban por ahí.  Pero no era una celebración cualquiera: se festejaban los 30 años del Caif Nuevo Don Atilio*.

Desde sus comienzos en 1987, Nuevo Don Atilio brindó atención directa a miles de niños y niñas de la zona. Es uno de los 24 centros que hay en el departamento, uno de los más de 400 del país. Es también el pionero, el primer centro de un programa que brinda acompañamiento a la primera infancia desde un abordaje que integra a la familia y a la comunidad.

“Acá nació la historia”, afirmó el jefe departamental de Inau en Salto Rodrigo Brol, uno de los oradores de la ceremonia, quien remarcó además la necesidad de comprometerse con los temas vinculados a la infancia y la adolescencia.

“Es clave la asistencia técnica, emocional, psicológica y alimenticia que reciben estos niños. Es fundamental porque en esos primeros años se forma la personalidad, el carácter. De alguna manera, en función de la calidad de las instancias que brinda el centro, también estamos determinando buena parte del futuro de esos niños cuando sean adolescentes, jóvenes y personas mayores”, agregó el intendente de Salto, Andrés Lima.

Luego de la oratoria y de los reconocimientos a quienes apoyaron el trabajo del centro, la directora del programa Salto de Aldeas, Laurita Bella, junto con Brol y Natalia Ureta (directora de Promoción y División Desarrollo de Plan Caif) descubieron una placa homenaje al aniversario del centro.

Los niños, niñas y familias cerraron el festejo compartiendo una torta y disfrutando de música en vivo y de una mañana de alegría compartida.

Mirá todas las fotos aquí

*Nuevo Don Atilio forma parte del servicio de Fortalecimiento Familiar que brinda el programa Salto de Aldeas Infantiles desde 2016. Actualmente, el centro atiende a 200 niños, niñas y sus familias.